Cuida tus finanzas

¿Tienes plan a futuro?

Algunos quieren un carro nuevo, otros piensan en remodelar su casa o adquirir una, hay quienes quieren un teléfono de última generación o están aquellos que quieren regalarse un par de zapatillas nuevas. Sin embargo, son pocos los que planifican cómo utilizar e inventir su dinero y es este paso, el que muchos se saltan, el alivio para un futuro más seguro.

La planificación económica

No se limita a las personas con muchos o pocos ingresos, entre mayor organizado tengas tu presupuesto, mejor y más fácil será lograr tus objetivos. Por ello es necesario revisar los gastos básicos contra aquellos de los que puedes presincidir. Por ejemplo: esa suscripción de televisión o entretenimiento que ocupas con poca frecuencia, versus el recibo de la luz o el agua potable… O esa cena que hiciste fuera de casa, versus el supermecado de un mes.

¿Cuando aprender a priorizar?

La liquidez económica es más fluida, pues tu dinero lo enfocas en lo que realmente necesitas. Consecuente a esto, viene la acción de ahorrar. Es decir, si te comienza a sobrar dinero, no lo malgastes, mejor haz un fondo de emergencia para resolver cualquier inmediatez en el futuro.

Y esta misma lógica, puede ser aplicada a los negocios. Construye un fondo de emergencia que respalde tu empresa y además, controla los servicios que pagas, con un presupuesto de lo netamente necesario, para continuar operando e invertir en las necesidades de tu negocio y así poder potenciarlo aún más. Al construir un hábito, será más fácil para ti administrar tus activos y consolidar tus deudas de manera más inmeditada.

Entradas recomendadas